Un cabello soñado

Una  melena necesita cuidado para lucir bien, deja los malos hábitos y empieza a tener la melena que deseas.

La vanidad nos puede hacer cometer errores garrafales en nuestro cuerpo. El exceso de plancha, abusar de los químicos, teñir el cabello radicalmente trae consecuencias graves al cabello.

Arrepentirnos es común cuando notamos que nuestra melena está reseca, quebradiza y sin brillo. Para toda mujer, este escenario es una derrota. Muchas creen que no hay vuelta atrás, lo bueno es que todo arreglo, tiene su reparo.

Antes de que te sientas mal contigo misma y no sepas cómo hacer para que tu cabello vuelva a la normalidad, te enseñamos lo que debes hacer para reponer su cuidado.

Un solo detalle: no desesperes, esto tomará su tiempo; no obstante, recuerda que lo bueno se hace esperar.

Cómo recuperar tu cabello después de maltratarlo

Cortarlo

Exactamente, pasar las tijeras por el pelo es necesario para que crezca sano y fuerte. Haz esto cada dos o tres meses dependiendo de cuánto daño tenga.

Esta es una excelente costumbre, y con práctica perderás el miedo. Lo justo para pulir las puntas es cortar dos dedos.

Cambiar de productos

Revisa si tu champú y acondicionador se ajustan a lo que tu melena requiere. Te aconsejamos que evites los que tenga sal.

También, límitate a usar spray fijador u otro producto en momentos especiales. Aprende a llevar tu cabello al natural, pon en práctica la auto apreciación.

Reemplaza el cepillo con hebras de plástico

Los cepillos con hebras duras y rústicas parten las puntas del cabello. Cambia el que usar regularmente por uno de hebras naturales.

Otro consejo, evalúa como desenredas el cabello, si lo haces rústicamente se dificulta su cuidado. Empieza desde las puntas hasta el tope, recuerda: hazlo con delicadeza.

Evita el decolorante

Este es tu archienemigo. Si tienes el cabello oscuro y deseas hacer un cambio de look, evitar hacerlo drásticamente, ve por etapas para conseguir resultados favorables. Lo mejor es ir en este proceso con moderación.

 

Usa aceites naturales

El aceite de coco, el aceite de argán y el aceite de almendras son excelentes aliados para mantener la firmeza del cabello, su sedosidad y brillo. Después de lavar tu pelo agrega unas gotas de alguno de estos tres productos, desenreda y deja que el aceite haga su trabajo.

Cuidado con excederte, puede quedar grasoso tu look al final.

Evita usar constantemente plancha y secador

No te asustes, hay maneras de poner esos pelitos fastidiosos en orden sin recurrir al calor de la plancha y secador. Haz trenzas, moños, entre otros así podrás recuperar tu cabello.

Share your thoughts