Técnicas para no arruinar una negociación
Califica esta Publicación

A pesar de nuestras mejores intenciones, las conversaciones a menudo pueden desviarse hacia un territorio difícil, produciendo frustración, resentimiento y pérdida de tiempo y esfuerzo.La inflexibilidad comunicativa es un obstáculo difícil de soslayar para liderar el cambio. En lugar de motivar y facilitar el progreso, se acaba por producir exasperación y agotamiento en el equipo.

TÉCNICAS PARA MEJORAR NUESTRA CAPACIDAD DE COMUNICACIÓN

Para tener conversaciones más efectivas, se necesitan herramientas y saber como usarlas para volver a encaminar las conversaciones y luego hacerlas avanzar.

CAMBIA LA RELACIÓN DE OPOSICIÓN EN ASOCIACIÓN

En medio de una conversación difícil, es fácil ver a tu compañero de conversación como tu oponente. Intenta reposicionarte, tanto mental como físicamente, para estar al lado de la otra persona, de modo que estés enfocado en el mismo problema.

EMPATIZA

Las conversaciones a menudo se desvían cuando intentamos que alguien adopte nuestra visión o enfoque. Cuando nuestro propósito es hacer que otra persona vea las cosas a nuestra manera, es probable que se resistan, y el argumento bloquea el aprendizaje y envía las conversaciones a una zanja. No importa cuán bien expresados ​​y lógicos podamos ser, no podemos entender y resolver el problema sin explorar cómo lo ve la otra persona.

TRANSPARENCIA

Comparte tu propósito y lo que esperas lograr, el mejor modo de mantenr una convesación productiva es permanecer con la mente abierta y sin prejuicios.

PREJUICIOS

Las suposiciones que hacemos sobre las intenciones de otra persona generalmente revelan más acerca de nosotros mismos que sobre lo que está pasando en su mente. Hacer suposiciones también limita nuestra efectividad porque nos impide comprender completamente la situación y reduce el rango de soluciones que consideramos.

CURIOSIDAD

Examina la perspectiva del otro con apertura y curiosidad. Para comprender la perspectiva de tu compañero de conversación, apaga la actitud defensiva y activa la curiosidad, la mejor manera haciendo preguntas abiertas.

RECONOCE TU PARTE

Es muy fácil identificar lo que la otra persona ha hecho mal y mucho más difícil identificar la propia contribución al problema. Pero reconocer tu parte demuestra cómo asumir la responsabilidad y alienta a los demás a hacer lo mismo. Al hacer preguntas abiertas y escuchar con desapego.

BUSCA INFORMACIÓN PARA RESOLVER EL PROBLEMA

Los seres humanos están motivados para preservar y proteger nuestra propia imagen, por lo que la retroalimentación puede ser difícil de recibir. Tendemos a rechazar la información que amenaza nuestra identidad. En lugar de profundizar en lo que sucedió en el pasado, lo que interesa saber es que se puede aprender o lograr y que sugerencias se pueden conseguir.

Practicar cualquiera de estas técnicas aumentará tu capacidad para mantener conversaciones productivas incluso sobre los asuntos más difíciles e ir incorporando las demás.

El objetivo de incorporar todas es aumentar tu agilidad conversacional y mejorar tu capacidad para influir en los demás

Deja un comentario