Qué no hacer a la hora de cerrar un negocio

Concretar un negocio no es fácil, existen conductas y prácticas que pueden hacerle más difícil este proceso. Conozca los errores más comunes que se cometen a la hora de cerrar un negocio.

  1. No estar solo:

La recomendación no es sólo para el cierre del trato. La recomendación es para todo el proceso, pues muchas veces la “autosuficiencia” hace que se olviden detalles importantes. Si tenemos un equipo, no está trabajar en conjunto con ellos, pues nunca sobra escuchar su opinión. Trate de escuchar una segunda opinión antes de realizar tan deseado negocio.

  1. El cliente tiene la razón:

Tome en cuenta todos los comentarios y sugerencias de sus clientes, pueden ayudarte a mejorar tu negocio.

  1. Un paso a la vez:

Abarcar todo de una vez es un comportamiento contraproducente. Lo idea es enfocarse en un sólo producto o servicio hasta lograr la excelencia.

  1. Precio justo:

Muchas veces proyectar un negocio toda la atención se fija en el precio. Cabe recordar que la calidad y servicio son valores agregados que complementan la propuesta. Revise el precio que tiene el mercado para cobrarle a su cliente.

  1. Formalmente:

La premura por lograr buenos negocios hace que en ocasiones se deje de lado la formalidad de estos. Trate desde un principio de respetar las reglas y haga todo conforme a la legalidad. No deje las condiciones de su negocio en palabras o al viento.

  1. No se cierra hasta que no se cierra:

Puede tener todo en papel, puede recibir un juramento de su potencial cliente, pero hasta que el pago no esté realizado, no puede considerar que su negocio está cerrado.

Share your thoughts