La banca no siempre conspira

Aunque existan episodios de manipulación, como fue el Libor, otros que popularmente se ven como tal, como las cláusulas suelo o las hipotecas a tipo fijo, distan de serlo.

En el año 2008, el WSJ, en un histórico artículo, sugería que algunas entidades financieras podrían estar manipulando a la baja el Liborpara mostrarse más saludables de lo que estaban. Rápidamente organismos internacionales como el FMI o el BIS desmintieron que tal cosa pudiese estar sucediendo. Y tenían razón. El WSJ erró, no porque no se estuviese manipulando el Libor, sino porque la manipulación no se realizaba con el objeto de parecer más solvente. La manipulación se realizaba, sistemáticamente y a lo largo de muchos años, para lucrarse en el mercado de derivados en el que el Libor se usaba como referencia.

En el año 2012 se reconocen dichas prácticas y, entre otros, se sanciona a Barclays por ser uno de los cabecillas de la trama, lo que le cuesta el puesto al Presidente Marcus Angius (quien además era desde el 2010 Presidente de la BBA, el organismo de velar por la integridad del Libor). Esta sección, para quienes no lo recuerden, fue una de las que planteó la posibilidad de que existiese una colusión en la fijación del Libor en 2011 y una de las primeras en hacerse eco de la sentencia en 2012. Porque conspiraciones haberlas haylas. Pero aunque suceda a veces, la banca no siempre conspira.

Me ha llamado la atención que el Sr. Goirigolzarri, en el recientemente celebrado Foro de El Confidencial – Pimco, se hiciese eco de una hipótesis muy extendida. Cito literalmente un artículo de esta casa: El banquero vasco también ha comentado que le hacen “mucha gracia” las teorías conspirativas de que la banca sabía que los tipos iban a bajar tanto y por eso puso las cláusulas suelo. Si esta teoría se escucha tanto que hasta el Presidente de Bankia la menciona… entonces es que se merece un análisis.

De hecho voy a tratar de hacer un doble mortal y tratar de analizar también la idea de que ‘la banca sabe que los tipos de interés van a seguir bajando y por eso ofrece hipotecas a tipo fijo’. Algo que también se escucha mucho últimamente por nuestras calles. ¿Qué hay de cierto en ello? ¿Qué hay de cierto en que la banca conoce hacía donde van a ir los tipos de interés y lo usa para desplumar a quienes se hipotecan?

Pues bien, algo de cierto hay. Y es que la banca puede ver, en sus preciados terminales Bloomberg, las expectativas de tipos de interés en la zona euro para los próximos años. Véase un ejemplo en la siguiente gráfica del tipo medio esperado a 30 años. He escogido la referencia a 30 años por ser probablemente el plazo más habitual en las hipotecas de nuestro país, aunque existen referencias para diferentes plazos.

Podemos comprobar que actualmente las expectativas de tipos de interés para los próximos 30 años están en mínimos históricos, eso a pesar del repunte de las últimas semanas. El mercado quizá se equivoque o quizá acierte, pero espera unos tipos medios inferiores al 2% en las próximas tres décadas. De igual forma, antes de la crisis de la Eurozona, el mercado llegó a esperar tipos del 3%, 4% e incluso del 5% de media para los próximos 30 años.

Pues bien, ¿es razonable pensar que antes de la crisis de la Eurozona un banco ‘sabía’ que los tipos de interés iban a caer recurrentemente por debajo de los niveles en los que se situaron las cláusulas suelo?Lo razonable es pensar que dicho banco esperaba lo mismo que el mercado y, por tanto, tipos de interés medios del 3% al 5%, o precios en las hipotecas del 4% al 6% de media durante los próximos 30 años (sumando al interés un hipotético margen para la entidad financiera). Esto es, no hay motivo alguno para pensar que las entidades financieras españolas sabían que los tipos de interés iban a caer de la manera en que lo hicieron.

Si alguna lo supiese, o simplemente estimase una probabilidad bastante alta de ello, bastaría con apostar en el mercado consecuentemente: ganaría más dinero del que puedan asimilar nuestras cabezas sin quedar mal con ninguno de sus clientes. Pero es más, ¿alguien se cree que algunas de las mayores entidades del mundo iban a conspirar para mover unos insignificantes puntos básicos el Libor, si la banca española, muy inteligente ella, ya sabía de antemano cómo se iban a mover los próximos puntos porcentuales? Eso podría explicar porque hay quien dice que tenemos a la mejor banca del mundo…

De forma similar hay quien piensa que ahora los bancos vuelven a la carga ofreciendo hipotecas a tipo fijo porque los tipos de interés seguirán cayendo. Recemos para que no pase, ya que en ese caso el Tribunal Supremo podría tener la tentación de anularlas en el futuro… La realidad es que el mercado no espera que los tipos de interés sigan cayendo, lo que espera es que se mantengan bajos durante mucho tiempo, y por eso la banca puede ofertar hipotecas a 30 años por debajo del 3%. Y por eso, apostar por una hipoteca a tipo fijo o variable es, desde este punto de vista, muy similar. Quizá mañana todo cambie y salga algún gurú afirmando que se veía venir, pero si alguien sabe lo que va a pasar que apueste su dinero y se haga rico, así de fácil. Mientras eso no pase voy a decantarme por pensar que: haberlas haylas, pero la banca no siempre conspira.

Share your thoughts