EL CORONAVIRUS CONTAGIÓ A LOS MEMES

El Coronavirus es un problema serio que algunos se lo están tomando en broma. No es que subestimen el peligro mortal de la cepa “2019-Ncov”, pero no han faltado quienes no pudieron resistir la tentación de fabricar algunos chistes para alimentar las redes sociales.

El twitter está inundado de chistes que se encargan de aclarar que el “Corona-virus” no es una enfermedad de borrachos que solo da por tomar la cerveza mexicana “Corona”.

 

También hay mensajes que sugieren el método doméstico de evitar el contagio uniformándose con bolsas de plástico, siendo preferible el ridículo que tener la enfermedad. El coronavirus tiene su epicentro más agudo en la provincia de Wuham, en China.

Según los reportes, todo empezó en el mercado de maricos de la ciudad, en el que increíblemente vendían otras “delicateses” aparte de los frutos del mar, como murciélagos y lagartijas. Hasta el pasado martes 4 de febrero, la enfermedad había superado el tope de las 400 víctimas fatales solo en China.

A pesar de la violenta expansión del virus, la Organización Mundial para la Salud (OMS) ha reconocido el trabajo de Beijing para contrarrestar la propagación de la cepa. Una de esas iniciativas del gobierno chino fue la de construir en diez días uno de los dos hospitales destinados a atender exclusivamente casos de coronavirus en la provincia de Wuham.

Carlos Arellán Solórzano