Qué dice tu lenguaje corporal

Nuestro cerebro es inteligente pero también tiene atajos y es por esto que para ocupar la menor cantidad de energía posible utiliza la categoría de indiferencia como default. Si quieres lograr influir en los demás es necesario estar en la categoría de amigo y solo unas pocos afortunados logran llegar ahí.

  1. Habla desde el plano de la verdad

Hablar a la altura del estómago puede sonar extraño, pero también puede hacer la gran diferencia entre que seas aceptado o rechazado. El simple hecho de utilizar tus manos a ese nivel, del ombligo, puede hacer una gran diferencia, a este se le conoce como el plano de la verdad. Bowden afirma que: “Antes de tomar acción necesitamos del oxígeno como combustible”, con nuestras manos en esta posición logramos obtener más oxígeno, lo que mejora nuestro desempeño en general

  1. Tu lenguaje corporal revela tu estatus

Hablando de comunicar calma y tranquilidad… Entre más calmado te veas, más fácil será que te reciban en cualquier círculo social.

 

  1. Sentarse estratégicamente

El escritorio es un gran símbolo de poder en cualquier situación de comunicación. Una simple manera de ver cómo funciona es identificando al líder de una reunión; al entrar en una sala de juntas, la persona con mayor poder siempre será aquella que esté más alejada de la puerta principal, un líder nunca se sienta de espaldas a la puerta ya que se considera una posición de vulnerabilidad.. La mejor manera de influir en alguien más al estar sentado y hablando con un cliente, socio e incluso en un evento de networking lo ideal siempre será sentarse en un giro de 90°, no enfrente sino a un lado, conocido como el puesto de la esquina. El sentarse frente a frente, en los negocios, puede indicar rivalidad.

 

  1. Asentir para conseguir más información

La mejor manera de mostrar acuerdo y una gran herramienta de persuasión se puede lograr simplemente moviendo la cabeza de arriba hacia abajo mientras escuchamos. Allan y Barbara Pease afirman que hay múltiples investigaciones que comprueban que al asentir las personas tienden a hablar de 3 a 4 veces más de lo normal. Con este gesto hay que tener cuidado, evita hacerlo muy rápido ya que se puede interpretar que ya tuviste suficiente o estás desesperado por tu turno para hablar.

 

  1. Alzar las cejas

Cuando hablas con una persona normalmente puedes detectar si está interesada en lo que están escuchando o no. Al momento de escuchar a otros, una manera de demostrar interés activo es alzando las cejas (no todo el tiempo), solo en los momentos que consideres importantes. Este gesto representa que aceptas y asimilas lo que estas escuchando.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *