Coronavirus España: Madrid, Barcelona y Castilla y León pasan a la fase 1

Toda España estará como mínimo en la fase 1 de la desescalada a partir del próximo lunes. Así lo ha anunciado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una comparecencia junto a la ministra portavoz tras el Consejo de Ministros. Sanidad ha aceptado que las dos mayores áreas metropolitanas del país, Madrid y Barcelona, avancen a la fase 1. En el caso de Madrid, era la tercera vez que el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso lo solicitaba, hasta ahora sin éxito, al considerar los técnicos del ministerio que no cumplía los requisitos. También pasan a la fase 1 las nueve provincias de Castilla y León, que ha cambiado la unidad territorial de área sanitaria a provincia. Por tanto, unos 25 millones de habitantes estarán el lunes en la fase que les permite, entre otras cosas, visitar a familiares o amigos y tomar algo en las terrazas, que podrán abrir con aforo limitado.

Illa también ha anunciado qué territorios pasan a fase 2: Andalucía (excepto Málaga y Granada, que siguen en fase 1), Castilla-La Mancha (excepto Toledo, Albacete y Ciudad Real), Galicia, Baleares (ya había pasado Formentera), Canarias (ya habían pasado La Gomera, La Graciosa y El Hierro), País Vasco, Asturias, Cantabria, Navarra, La Rioja, Aragón, Extremadura, Murcia, Ceuta y Melilla. En Cataluña, pasarían a esta fase Terres de l’Ebre (Tarragona), Camp de Tarragona (Tarragona) y Alt Pirineu-Aran (Lleida).

El ministro de Sanidad ha anunciado que a partir del lunes se harán públicos todos los informes del paso a la fase 1 de las distintas comunidades, en un “esfuerzo de transparencia” que las autonomías y la oposición le venían reclamando. Illa ha destacado que Sanidad es partidaria de esperar a que se cumpla un mínimo de 14 días antes del cambio de fase, que es el periodo de incubación que permite comprobar si ha habido algún efecto negativo. También ha recordado que todavía no está permitida la movilidad entre provincias.

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, este viernes en Moncloa. En vídeo, Illa anuncia qué provincias pasan de fase a partir del lunes. POOL | EP

Illa ha señalado que un 53% de los españoles (25 millones de personas) se encontrarán en fase 1 el lunes y un 47% en fase 2 (22 millones) y ha recordado, a preguntas de los periodistas, que “sin el sistema de rastreo de casos no se habría podido avanzar de fase”. El Ministerio de Sanidad ha insistido en que para la fase de desescalada es clave poder detectar con rapidez a los nuevos contagiados, aislarlos e identificar a sus contactos estrechos para poder cortar cuanto antes las cadenas de transmisión de la enfermedad. Para ello se necesita personal, los llamados rastreadores de contactos, además de gran capacidad para hacer test PCR y entregar el resultado en menos de 24 horas. Hasta hace unas semanas la mayoría de comunidades no estaban preparadas.

Madrid remitió el pasado lunes un informe “ampliado” con el protocolo sobre reorganización asistencial de su atención primaria y de los servicios de salud pública. Era la tercera vez que Madrid solicitaba avanzar en la desescalada. El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso asegura que el plan de rastreo de casos de covid-19 está en marcha, que ha reforzado la atención primaria y el resto del sistema sanitario y que tiene capacidad para hacer 15.000 pruebas PCR al día.

En Cataluña el proceso ha sido escalonado: primero entraron en fase 1 la provincia de Tarragona y el Pirineo de Lleida, y el pasado lunes, Girona y Cataluña Central. La Generalitat había solicitado esta semana al Ministerio de Sanidad que las primeras pasaran la próxima semana a fase 2, mientras que el área metropolitana de Barcelona pasara a la 1.

Navarra había pedido flexibilizar algunas medidas para actividades deportivas al aire libre “pensando en los aficionados al montañismo y el ciclismo”. Por ejemplo, eliminar la limitación que restringe estas actividades al municipio y las franjas horarias.

El resto de autonomías, salvo la Comunidad Valenciana, también habían pedido avanzar de fase en todo o parte de su territorio. La Comunidad Valenciana, en cambio, ha decidido echar el freno y esperará una semana más para pedir el paso a la fase 2 después de detectar un leve repunte en los contagios que ha hecho subir el índice de reproducción de casos.

Muchas de las peticiones incorporan reclamaciones propias. La Xunta de Galicia, por ejemplo, había solicitado el pase a la fase de 2 de todo su territorio y que se supriman las restricciones a la movilidad entre sus cuatro provincias, además de eliminar las limitaciones para paseos en todas las localidades.

Canarias, la primera comunidad, junto con Baleares, donde algunos territorios empezaron la desescalada, había pedido esta semana a Sanidad que las cinco islas del archipiélago que permanecen en la fase 1 se sumen a las tres (La Gomera, Hierro y La Graciosa) que ya están en fase 2 desde el pasado lunes. Baleares, por su parte, quiere que las tres grandes islas del archipiélago (Mallorca, Menorca e Ibiza) se sumen a Formentera y se incorporen el próximo lunes a la fase 2. El repunte de casos registrado en los últimos días ha llevado a esta comunidad a no dar más pasos en la desescalada