Consejos para la protección de tu negocio
Califica esta Publicación

La puesta en marcha de un negocio que necesita un local físico debe hacerse con todas las cautelas para garantizar la seguridad física de las personas que van a trabajar allí y la de sus clientes. Pero también del contenido del local, es decir, de la mercancía y del mobiliario. Los expertos en seguridad advierten de que es absolutamente necesario, para todo pequeño autónomo que va a abrir un negocio con local, tomar una serie de medidas protectoras y de prevención frente a riesgos tales como hurtos, robos, atracos y asaltos nocturnos.

La apertura de un local de negocio requiere de varios trámites y uno de los esenciales es la adopción de medidas para evitar riesgos tales como los hurtos, los robos con violencia o los asaltos nocturnos. Los expertos en seguridad y la propia Policía recomiendan a los propietarios de pequeños locales tomar dos tipos de medidas para evitar, o minimizar, estos delitos: las disuasorias y las defensivas.

Las medidas disuasorias son las siguientes, desde las más básicas a las más sofisticadas:

-La colocación de alarmas. Estos dispositivos, válidos también para el caso de que se inicie un incendio si se contrata también para ello, son indispensables. Una alarma puede no evitar el delito pero es innegable que disuade en la mayoría de los intentos. Los especialistas afirman que los asaltantes suelen tardar entre 10 y 20 minutos en forzar las cerraduras de puertas o ventanas para entrar, lo más habitual en los asaltos cuando el negocio está cerrado. Ese lapso de tiempo es más que suficiente para que los dispositivos detecten el incidente y se contacte con la Policía. Existen tipos de alarmas específicas para pequeños negocios, distintas de las que existen para domicilios o superficies grandes y tienen la ventaja de que su manejo es muy sencillo.

Detectores de roturas de cristales. Sirven para avisar del destrozo de los cristales de las ventanas, de las puertas o del escaparate. Asimismo, son muy útiles si el negocio posee mercancías valiosas protegidas en vitrinas y éstas son violentadas. Se suelen utilizar en comercios como joyerías o farmacias.

Sensores de movimiento o anti intrusión. Estos aparatos, que funcionan con rayos infrarrojos o microondas, sirven para detectar movimientos en los accesos del local. Están especialmente pensados para evitar visitas no deseadas e indicados para cuando el local está abierto y se desconfía del que quiere acceder. Permiten bloquear inmediatamente las puertas.

Cámaras de vigilancia. Suponen una inversión mayor y están indicados para locales más amplios que no pueden ser vigilados visualmente desde un solo punto. Son muy útiles para evitar los hurtos, uno de los principales motivos de pérdidas económicas, sobre todo, en los comercios de ropa, en las de alimentación, en las joyerías y relojerías y en las tiendas de bricolaje, según un informe de Global Retail Theft Barometer.

Medidas defensivas

Se llaman medidas defensivas aquellas que se adoptan para proteger directamente el local o determinadas mercancías y no sólo para disuadir y avisar.

-Refuerzo de los accesos al local. Para lograrlo se recomienda, en primer lugar, colocar cilindros de alta seguridad. Éstos pueden ser: anti bumping que dificulta enormemente la técnica mediante la cual se abre la cerradura con una llave especial que encaja en la mayoría de las cerraduras y que, colocada hacia abajo, se golpea con un objeto y facilita la entrada; anti snapping, sistema para impedir la rotura del cilindro de la cerradura que se parte por la mitad para dejar libre el rotor, poder accionarlo y girarlo con un destornillador; y el anti drilling, para evitar el taladro del cilindro de la cerradura.

-Refuerzo de las puertas y ventanas con vidrios anti agresión.

-En determinados locales, sobre todo si se han sufrido ya asaltos, puede instalarse el llamado botón del pánico que, al pulsarse, conecta directamente con la Policía y sirve para que los agentes acudan de inmediato.

Otros consejos útiles

Además de la protección física, hay otra serie de consejos de los expertos para evitar robos, asaltos y hurtos o, al menos, paliar sus efectos:

Uno de los primeros elementos que el propietario del negocio debe asegurar son las lunas del local, especialmente las de los escaparates. Cuando los ladrones las rompen o lo intentan pero las dejan inservibles, el quebranto económico es considerable.

-Distribuir el espacio del local de forma que, si no se pueden instalar cámaras de vigilancia, no haya zonas sin visibilidad o “muertas”. Así se evitan multitud de hurtos.

-Disponer de cajas registradoras que permitan hacer los ingresos del dinero en metálico cada poco tiempo y retirarlo de forma periódica a lo largo de la jornada de manera que, si se produce un asalto, no haya en ese momento mucho capital o toda la recaudación del día. Hoy muchos cajeros de los bancos permiten la recepción de la recaudación en cualquier momento del día.

-Colocar las mercancías más valiosas en zonas específicas y especialmente protegidas.

FUENTE: autonomos y emprendedores

Deja un comentario