Incendio en Amazonas

BRASIL SE QUEMA Y BOLSONARO NO HACE NADA   

La Amazonía atraviesa un desafío vital en donde literalmente se está consumiendo la vida del planeta.   Después de 18 días de incendios, el mundo se empezó a tomar en serio el desarrollo de una tragedia natural que el silencio comunicacional tapó con una “cortina de humo”.
Además de la voracidad de la economía sin conciencia ambientalista, el pulmón del planeta también es rehen de un descomunal desinterés institución del gobierno de Brasil, para quien el cambio climático es una fantasía de políticos “populistas”.
Durante el gobierno de Bolsonaro, el cual no tiene siquiera el primer año cumplido, la deforestación de la Amazonía se ha triplicado en un 248 por ciento, beneficiando a sectores empresariales madereros, mineros y de la agroindustria.
Luego de 18 días de devastación, ninguna causa filantrópica ha conseguido recaudar algún recurso para detener el ecocidio en desarrollo, una actitud ampliamente criticada por miles de personas en las redes sociales, los cuales han comparado el desinterés actual con la conmoción y donaciones recaudadas luego del incendio de la catedral de Notre Dam en París.

 

Mientras tanto, la organización ambientalista Fridays for Future, convoca a una jornada de movilización mundial este 23 de agosto hacia todas las embajadas de Brasil para denunciar la inacción y desinterés del gobierno de Bolsonaro, el cual está condenando a la humanidad hasta un futuro fatal.

 

Fátima De Gouveia           

Periodista.

WhatsApp chat