¡Ahora sí! El marketing digital se convierte en humano para establecer relaciones de confianza y seguras

La sacudida del entorno ante eventos incontrolables está suponiendo un rápido cambio en las estrategias para cualquier marca que desee seguir luchando por ser la elegida en la decisión de compra.

Ante cualquier amenaza o debilidad surgen oportunidades que esperan ser aprovechadas por los más hábiles y rápidos. El marketing digital bien sabe de todo esto, y por eso está experimentando cambios vertiginosos en estas últimas semanas y meses. La inmediatez está evolucionando hasta su mayor exponente.

El auge de la comunicación digital entre consumidores y marcas de manera bidireccional, supone una constante comunicación que debe ser satisfactoria y eficaz para minimizar y potenciar estados emocionales que aparecen bajo escenarios de estrés.

La gestión digital y el servicio al cliente tiene que atender a la minimización del miedo, la incertidumbre o el vacío de contacto real. Ahora sí, el consumidor está volcado con el mundo digital, ahora sí, las marcas deben ser verdaderamente humanas.

¿Qué pueden hacer las marcas para mejorar la gestión de servicio al cliente en el ámbito digital?

Lenguaje sin complejidad

Usar un lenguaje sencillo, que sea fácilmente comprensible y sin artificios. La sencillez establecerá un plano de confianza y seguridad entre consumidores y marcas.

Atención personalizada

Las herramientas digitales permiten conocer y saber qué desea o necesita el cliente, aprovéchalo. La inversión en equipo humano para gestionar de forma más personalizada la cartera de clientes digitales será un valor diferencial en esta nueva etapa.

Informa de manera transparente

Minimizar la incertidumbre con información veraz, auténtica y transparente. La base de una relación se sustenta en la transparencia, aspecto que toma especial relevancia en el terreno digital donde el contacto real se queda en un segundo plano.

Fuente: directivosygerentes.es