La llegada de los meses de calor da paso a las altas temperaturas, la humedad y las pieles bronceadas. Todos estos elementos hacen que mantener nuestro maquillaje como lo hacemos durante otras estaciones sea muy difícil, por eso la clave para lucir guapas en verano es adaptar nuestro maquillaje a esta estación. Pero ¿por dónde comenzar? ¿cuáles son los productos más adecuados?

  1. Hay productos que puedes usar a lo largo del año, por ejemplo tus labiales favoritos, y otros que debes adaptar según la temporada del año para hacer que tu piel luzca fresca y hermosa sin importar cuanto marque el termostato.
  2. La humedad y el calor hacen que sudemos más durante el verano, lo que da como resultado una piel brillosa y poco atractiva. Para controlar los brillos y hacer que el maquillaje te dure más, elige una base líquida para el verano que sea ligera y libre de aceites.
  3. El corrector no puede faltar, en especial cuando se trata de disimular ojeras, granitos o marcas de acné. Sin embargo se recomienda que sea en polvo, crema o mousse, ya que son los más indicados para controlar la grasa de la piel.
  4. Toma en cuenta que en lugar de usar el compacto de siempre debes optar por una forma de sellar tu maquillaje más liviano, por ejemplo los polvos sueltos, ideales para cubrir manteniendo siempre el rostro con un aspecto ligero y fresco, muy típico del verano.
  5. El colorete es genial en verano, pues nos ayuda a acentuar nuestro bronceado e iluminar el rostro. Pero recuerda que no es bueno abusar, en especial si tu piel ya se ha bronceado naturalmente.
  6. El maquillaje nude es perfecto para el verano, pues no ayuda a lucir un rostro más limpio, natural y fresco. Para ello puedes utilizar sombras en colores claros y naturales muy similares al de tu piel, como los beige, corales, durazno, rosas pálidos, etc.
  7. Los labios son grandes protagonistas durante el verano, y puedes valerte de brillos claros y nude, hasta de tonos mucho más intensos como los rosas, naranjas o rojos, muy de moda durante los meses de más calor. Fuente: nosotras.com

Deja un comentario